Australia

País soberano de Oceanía y el sexto país más grande del mundo; se encuentra rodeado de agua y de ricas islas y arrecifes. Sus aguas esconden un auténtico tesoro con más de 4000 especies de peces y la mayor diversidad de algas marinas del mundo.

Mucha gente solo asocia Australia con la Gran Barrera de Coral de Queensland, y es cierto que es la mayor estructura del mundo formada por organismos vivos, con más de 2900 arrecifes, 600 islas continentale y 300 cayos; además de ser la más sana del mundo, aunque sus corales han ido perdiendo color debido a la subida de las temperaturas de las aguas en los úlitmo años. Pero no es lo único que hacer en Australia.

Esta Isla cuenta con hasta 7 impactantes puntos donde hacer submarinismo: La Gran Barrera de Coral, es uno de ellos, y dentro de ella hay famosos puntos como Osprey Reef, un remoto atolón formados por sitios individuales, su laguna tiene 30 metros de profundidad pero a 1km del arrecife las profundidades alcanzan los 1000 metros, lo que hace que sea un perfecto lugar para el encuentro con grandes pelágicos, siendo el más famoso North Horn por alimentar a los tiburones (tiburones grises, de puntas plateadas, de puntas blancas y ocasionalmente tiburones martillo); aunque también verás corales con alturas de casi 2 metros, gorgonias, turtugas y peces de diversas especies. Otro punto en esta Barrera de Coral es el barco de pasajeros SS Yolanda, hundido en 1911; aquí encontrarás los peces más habituales pero con dimensiones mucho más grandes. 

Fuera de la Gran Barrera de Coral algunos puntos donde bucear son: Ningaloo, donde se encuentra el Parque Marino de Ningaloo en Australia Occidental, aquí podremos bucear con mantas rayas, tiburones ballena, los peces más grandes del mundo y ver a las ballenas jorobadas; en la Península Mornington, bucearemos con rayas, sepias, caballitos de mar, con delfines en Sorrento, en los acantilados subacuáticos del arrecife de Kelp Beds o  ver resto de pecios de la Primera Guerra Mundial en el cabo de Port Phillip. El buceo en la costa de Tasmania no es para menos; las cristalinas aguas de color turquesa ofrecen una perfecta visilidad donde ver caballitos de mar, realizando inmersiones desde la playa.

Y como estos varios puntos importantes como Baird Bay, donde bucear con delfines mulares y leones marinos o el buceo en Puerto Darwin con pecios de la Segunda Guerra Mundial y arrecifes llenos de peces.