Isla de la Juventud

Por muchos es llamada la Isla de los mil nombres, aunque hoy es conocida como Isla de la Juventud, esta isla caribeña se ecuentra a unos 80km al suroeste de Cuba y fue descubierta por Colón en su segundo viaje al Nuevo Mundo. Es el lugar ideal para los amantes de las bellezas naturales, pues más de la mitad de su territorio es totalmente virgen. 

En la costa sur de la isla, bañada por el Caribe, encontramos la reserva Ecológica de Cayo Largo cuyas aguas se encuentran rodeadas de arrecifes coralinos de extraordinaria belleza, con alto valor paisajístico y abundantes cuevas con gran diversidad de flora y fauna y un alto índice de endemismos. Esta considerado como uno de los mejores sitios para el inmersionismo, en un entorno de hermosos arrecifes coralinos en aguas poco profundas, donde habitan corales de fuego y cuernos de venado, cerebros, abanicos, gorgonias; y peces como la rabirrubia, el loro guacamayo, el macabí cura, aguajíes, cuberas, jocuses, roncos, catalinetas, sábalos, palometas, etc. Es abundante y variada su flora y fauna marina.

En el extremo occidental se encuentra el Parque Nacional Marino Punta Francés, donde se situa el centro internacional de buceo "El Colony", que comprende 6 Km de costa. Es una zona muy protegida con más de 50 puntos de buceo de extraordinaria belleza donde podemos observar diversos tipos de peces como jureles, barracudas o rayas y en ocasiones tortugas o tiburones. Además en éste área existe un punto de buceo llamado "Los Barcos Hundidos", que consiste en restos de varios naufragios rodeados de cardúmenes de peces. Aparte del buceo podremos relajarnos en las playas Sirena y Bibijagua famosa esta última por la típica coloración negruzca de su arena, debida a la acción erosiva del mar sobre las rocas de mármol, o disfrutar de diversas actividades náuticas. Todos los puntos de inmersión son famosos por sus túneles profundos, canales y valles submarinos. Existen una gran variedad de corales (más de 40 tipos distintos), como el cuerno de arce, asta de ciervo, coral negro, cerebro, lechuga, fuego…La fauna marina es abundante, con peces de arrecife, barracudas, meros , chernas, lubinas, roncos, tortugas, etc.

Los amantes de los pecios encontrarán un paraíso en una zona llamada Bajo de Zambo, allí existe un verdadero cementerio de pecios, se han logrado contar más de 70 restos de embarcaciones.

Otras zonas de buenas inmersiones son la Cueva Azul, el Escondite del Buzo, la Pared de Coral, el Arco de los Sábalos, el Sitio de Todos o el Cabezo de las Isabelitas.

Todo esto junto con las cálidas temperaturas de sus aguas, hacen de esta isla, un magnifico lugar para el submarinismo