Zanzibar

Karibu, es la palabra en swahili con la que los lugareños nos dan la bienvenida a su paraíso, Zanzibar, la mágica isla de las especias del Océano Indico. Sumerios, asirios, egipcios, fenicios, indios, chinos, persas, portugueses, omaníes, árabes, holandeses y británicos, todos ellos estuvieron aquí dejando parte de su legado convirtiendo a Zanzibar en un lugar único con un fascinante pasado.

Zanzibar es un archipiélago de aguas turquesas formado por dos islas principales, Unguja (más conocida como Zanzibar) y Pemba, rodeadas de 51 pequeñas islas.

Bajo el agua los bosques de arrecifes de coloridos corales son el hogar de miles de especies diferentes de vida marina, incluso los fondos de arena se encuentran llenos de vida. En los bancos de Leven se pueden observar a menudo barracudas y peces vela. En Mnemba, sus claras aguas permiten una visibilidad magnífica entre 10 y 30 m, y se pueden ver delfines en casi cada viaje. El tiburón ballena puede observarse durante los meses de enero a marzo y de octubre a diciembre. Las ballenas jorobadas realizan su migración por estas aguas durante los meses de agosto a octubre. En Wattabomi se existen decenas de tortugas que contemplan con curiosidad al buceador, también es un buen lugar para encontrar tiburones guitarra que se suelen verse tumbados tranquilamente en la arena y al notar la presencia de los buceadores comienza a nadar deleitándonos con el elegante vaivén de su larga cola.

Para aquellos amantes de las criaturas pequeñas, estos arrecifes están llenos de nudibranquios de todas las formas, tamaños y colores. Desde el rojo brillante de la bailarina española hasta especies asombrosas que no aparecen en ningún libro. Otro residente muy común en Zanzibar es el pez león. Esta colorida criatura está recubierta de largas espinas dorsales venenosas que lo protegen de los depredadores.

Las cálidas aguas del océano Indico mantienen la producción del fitoplancton generalmente baja, lo que significa que los buceadores podrán disfrutar de una visibilidad excelente y una experiencia de buceo magnífica.