Malta

Antigua colonia inglesa, Malta se instauró como independiente en 1964, aunque conserva en herencia el sistema británico de administración, educación y legislación,, así como el idioma oficial.

Se encuentra el centro del Mar Mediterráneo, a 93km de la costa de Sicilia, y 316km de Africa. El archipiélago está formado por 3 Islas: Malta, la más grande, que constituye el centro cultural, administrativo y comercial del país, Gozo, más rural y adornada de bellos paisajes naturales y por último, Comino, prácticamente deshabitada pero famosa por contener una de las principales atracciones de Malta, el Blue Lagoonun paraíso de bancos de arena blanca y aguas azul turquesa donde darse un baño en una visita a Malta se convierte casi en imprescindible.

El clima de Malta está fuertemente influenciado por el mar y es el típico clima Mediterráneo, soleado y con un promedio de cinco a seis horas de sol en invierno y unas doce horas en verano. Los veranos son calurosos, secos y muy soleados, pero las temperaturas diurnas son mitigadas por refrescantes brisas marinas, lo que hace del verano el mejor momento para visitar el país, perteneciente a la UE desde 2004.

La combinación de escarpados acantilados, cuevas, barcos hundidos, arrecifes artificales y fondos marinos arenosos y rocosos propicia la existencia de la variedad de fauna y flora Mediterránea que encontramos en las Islas Maltesas. La visibilidad suele ser excelente y la temperatura del agua, agradable. Tendremos la oportunidad de disfrutar durante nuestras inmersiones de un variado buceo en cuevas así como submarinos y pecios de la 2ª Guerra Mundial que harán las delicias de los buceadores más técnicos. La mayoría de los puntos de buceo son accesibles desde la costa, y nadando poco menos de 5 minutos encontramos profundidades de hasta 35 metros donde la erosión ha producido un escenario rocoso espectacular. 

Se pueden ver meros, peces limón, doradas, pulpos, rayas, bogas, salmonetes, etc.