Seychelles

A 1000 millas de las costas Africanas y al noreste de Madagascar, encontramos el Archipiélago de las Seychelles; formado por 115 islas, de las cuales solo 33 están habitadas. La isla de Mahé es la más grande de todas ellas. 

Es un país donde casi la mitad de su superficie terrestre está catalogada como Reserva Natural, y el Vallée de Mai y Aldabra son además Patrimonio de la Humanidad. El parque Marino de Sainte Anne, que rodea a las islas, nos dará la oportunidad de observar un gran número de rayas, tiburones, peces del Índico, pulpos y tortugas, repartidos a lo largo de la costa, y es ideal para realizar inmersiones en distintos lugares para descubrir en cada una de ellas diferentes mundos submarinos.

La vida marina de las islas interiores de Seychelles revela una gran abundancia de peces, incluso en los arrecifes costeros poco profundos, donde encontraremos varios tipos de peces mariposa, peces ángel, peces soldado y peces ardilla entre muchos otros. Los arrecifes de las islas también son los paraísos para muchos invertebrados, incluyendo pulpos, langostas y una gran cantidad de nudibranquios, como la magistral bailarina española. También se pueden encontrar enormes corales abanico y coloridas formaciones del coral árbol, mientras que los puntos más remotos albergan las especies más grandes como el pez napoleón, el mero gigante, los tiburones de arrecife y varios tipos de rayas. Lo más espectacular son los tiburones ballena que aunque se encuentran durante todo el año en las islas interiores, pueden ser observados con mayor facilidad tanto en agosto como de octubre a enero.